Saturday, February 16, 2008

DOSIS DE ROMANTICISMO


A veces te creo un sueño

de tan certero que me diste,

hoy estoy herido,

pobre hombre desvalido.



Respiro por respirar,

mis piernas, solo ya me guían

Hacia tí.

Hacia un único camino.


Ahora soy más fuerte,

mi tamaño también a crecido,

sonries y te vuelvo a ver

te vuelvo a ver mío.


Sabes que en mi mundo reina la duda

y un poco, el desvarío

sabes que solo quiero tenerte.


Siempre a mi lado

amor mío.

7 comments:

FEDERICO CALABRIA said...

BONITO POEMA DE AMOR.... me pregunto que y quién te provoca sinceramente esa inspiración romántica... Es bonito y si la hay?... la persona a la que fuese dirigido tiene que rendirse ante tí.
Pero sobre todo... que lo sepa, trasmítele que vá por él.
En las Guerras... en la vida y en el amor.... NADA ESTÁ PERDIDO, si el sentimiento es verdadero.

Jesús G.G said...

Um... Sospechosamente misterioso... percibo misticismo, aunque todo amor lo tiene...
Un saludo

albertocamino said...

Bonito, sencillo, verdadero, autentico... muy bueno

luis said...

ME VAIS A PONER COLORADO.
GRACIAS A TODOS POR LEERLO

Anonymous said...

Alguien te esta esperando para tomar un café y conocerte en Madrid.
Algunos te estamos esperando, te invito también yo a ese café, te acompaño y te invito al teatro.
Queda menos para salir a dar una vuelta por Madrid... Madrid, como muchas otras veces lanzadera para volar hacia otros sitios lejanos, el 1 de Mayo paseamos por Madrid.

El espejo asimétrico said...

No confundamos el romanticismo con el movimiento romántico. No confudamos una cena a la luz de las velas con la crítica exaltada, brutal y afilada de los dos auténticos románticos españoles (un tal Espronceda y un tal Larra)ya que desde lo que se considera el inicio del periodismo satírico y comprometido y de la lírica como arma de protesta, esperpentización y burla (y alguna que otra orgía)se puede empezar a hablar de Romanticismo en España. Tampoco creamos que Cadalso (Las noches lúgubres) no acabó desengañándose de los tópicos de la Ilustración ("el buen amigo", "el hombre es bueno por naturaleza", "el buen salvaje"...)ni que los hermanos Bécquer (poeta y dibujante)como posrománticos decadentes no buscaban ayuda en la Corte, tenían ansias de "nobleza" y murieron fatídicamente de tuberculosis. Al menos Gustavo lo confiesa:"Una mujer me ha envenenado el alma; otra mujer me ha envenenado el cuerpo...".Lo que nadie sabe tal vez es que la pobre Rosalía era hija bastarda de un cura, sentía una profunda tristeza (morriña, saudade)y viajaba continuamente con su marido (en lo que fuera, mula, borrico...)para dedicarse al comercio ambulante.El problema radica tal vez en que algunos y algunas hemos olvidado que un día fuera y dentro de la península e islas todos los españoles fuimos gallegos.Y si no juguemos a una de las novelas ejemplares de Cervantes: el que sea cristiano viejo que diga que no está viendo lo que yo veo.

luis said...

No tengo palabras... no se qué decir ante semejante discurso y semejentes metáforas y semejante léxico, has finalizado tu comentario con una sensación extraña en el contexto que lo contabas, el de el fotógrafo que te hacía la foto. El odio no es bueno, aunque muchas veces deberiamos de conocerlo un mínimo para saber apartarnos de él.

Gracias por tus comentarios, me gustan, salen del caos, pero me gusta.