Saturday, April 28, 2007

MI PRIMERA COMUNIÓN


Mi primera comunión

Soy un hombre solitario y aburrido, ayer me dejó mi última amante y antes de dar un atronador portazo me dijo que era egocéntrico y caprichoso.

La culpa de todas mis desgracias la tuvo mi primera comunión

Mi catecismo fue un libro pesado, casi como un tebeo, donde aparecía un hombre muy desgraciado que le pasaba de todo, su madre era muy buena, tanto que realmente no hizo nada por tener su hijo, pero de repente estaba embarazada y lo tuvo en un pajar lleno de vacas. Yo eso nunca lo entendí, ¿ Acaso lo entienden ustedes?, vaya forma de complicarse la vida.
El padre era carpintero, aunque no se que muebles hacía, la verdad, pues es que es eso, de niño me dejaron hecho un lío, claro, yo creía que donde vivían sería omo el pirineo, con pastores y rebaños, aunque en el pirineo no viven reyes, y lo de los camellos….me dejaba flipado y lo del incienso y la mirra ya ni te cuento.

Mi madre y mi tía hicieron la comida, y aunque la hicieron el el corral, al fondo, donde estaba la leña, olía tanto a frito y a sardinas que ahora cada vez que como sardinas mis fantasmas me traicionan y entorno los ojos evitando la aparición que tenía cada vez que miraba el plato.
Ese día pasó y me fui haciendo mayor y en la mili me hicieron creer que me hice un hombre, y tuve mi primera novia, ¿ y que tendría aquella niña apocada y con bigote del pueblo de mis tíos para ser la primera ¿, pobre muchacha de alguna forma siempre la culpé por eso por ser la primera de una lista de cientos y cientos de mujeres, después me metí en la universidad y yo era el más idealista y el más revolucionario y nos concentrábamos en la puerta de la facultad de medicina dando vueltas a un corro defendiendo la dignidad del pueblo argentino ante las envestidas de VIDELA.

Pero aún así seguía arrastrando la mochila de los libros y la sensación de hartazgo de aquel día y no por el olor a los fritos, ni por el empacho de la tarta de yema, si no por la soledad que me dejó aquel tebeo tan surrealista. Aunque este último término lo aprendería después claro, a mi me ha costado mucho aprenderlo todo.
Mi madre y mi tía Carlota lloraron mucho y acabaron empapando el arrugado pañuelo salpicado de agua bendita, vinieron mi otra tía monja clarisa, mi abuelo meapilas, aunque sobre este último años más tarde en mi proceso de aprendizaje me daría cuenta de que meaba fuera bastante a menudo.
Ayer después de Irse charlote mi ultima conquista del país vecino, me levanté de la cama y desnudo como estaba me miré en el espejo del armario, me vi triste, demasiado primario para lo avanzado de mis años, bajé la vista y me miré la parte más importante del hombre, EL MIEMBRO, y fugazmente pensé en el estudio sobre la castración existencial que a veces plantea Froid, y para rematar la faena, me puse de perfil y se me presentó mi barriga deformando la escena y pensé en Jesús con la cruz, todo tan sudoroso, tan fuerte llevando semejantes maderos y luego volví a pensar que para ser tan pobre el hombre estaba bien musculoso, sin barriga, y sin mi soledad.

El caso es que todas las mujeres me abandonan, todas, y la vida me va bien, sí, me sonríe, tengo una empresa con unos doscientos empleados, me temen, me admiran y me odian a partes iguales, pero no consigo quitarme la cruz y es esa cruz la que ahuyenta mis conquistas, ayer fue una francesita de exportación, hace dos semanas una esbelta rusa de veinte años y senos operados me dijo que debía tener fé, que encontraría la mujer de mi vida, y es que yo me enamoro de todas y las quiero retener, con susurros y besos y fines de semana en Roma y caros perfumes, cenas elegantes…. Pero todas me dejan.
La fé la perdí el día de mi primera comunión, por eso cuando llegan estas fechas siempre busco alguna amiga discreta y disciplente que me acompañe a algún hotelito donde no oír el replique de las campanas, donde no me pueda acordar del día que empezó todo, donde no tenga referencia de esta estúpida vida, mi vida.

Al final dejé la medicina y monté con unos socios un laboratorio farmacéutico y ahora estoy forrao y tengo la orla colgada en mi despecho y me río de todos ellos con sus caras hinchadas de dignidad, ¿ para qué?, con dignidad no puedo retener veinte días un tratamiento para la rinitis alérgica esta primavera.

Ya me perdonarán, tengo que dejarles Estefanía me llama al móvil, este fin de semana he reservado una habitación doble en un hotelito de la costa.

5 comments:

Koroi said...

De comuniones y otras historias.

Creo que la comunion siempre es algo traumático, parece que después de esto ya eres más mayor, y que ya tienes asegurado un paso en tu camino al cielo, no sé si al cielo o al infierno pero desde luego te inician con brutalidad en el consumismo más desaforado: el traje, el anillo, la medalla, la cadenita, los zapatos , las fotos, la propina al cura y al coro parroquial, banquete pantagruélico, y protagonismo banal. Un castillo de naipes que se desinfla justo al día siguiente de acostarte con una parte de Dios alojada en tu estómago. Yo recuerdo que tuve que hacer muchas piruetas con la lengua para separar la hostia del paladar, hasta que al final tras suave palanca con el dedo índice conseguí que esta cosa tan blanda y blanca (que nadie se ria del simil...) se desplazara por mi garganta.

Anonymous said...

vaya fantasmada de vida la de este hombre y todo por culpa de lo mismo que me ocurre a mi LA PRIMERA COMUNION

LAZARILLO DE TORMES said...

yo soy como el de tu relato, DESDE QUE TOMÉ LA COMUNIÓN SOY UN DESASTRE, con las mujeres fatal, mi vena consumista se ha multiplicado, envidio a los demás, soy un lobo estepario.

SOLO NOSOTROS SOMOS DUEÑOS DE NUESTROS PROPIOS FANTASMAS

luis said...

gracias por vuestros comentarios, todos son muy buenos.

UN SECRETO....en realidad el protagonista soy yo

Anonymous said...

creo que uds verdaderamente nunca recibieron a Jesus en su corazon y no hechen la culpa de sus desgracias a su primera comunion con Dios.. si no a la vida que han llevado, seguramente jamas regresaron a entender el significado de lo que es la EUCARISTIA .. por gente como uds el mundo esta como esta porque no aman...