Sunday, May 31, 2009

LA CAZA DEL CARNERO SALVAJE Haruki Murakami


La caza del carnero salvaje.
Haruki Murakami.
Ed. Anagrama (compactos)


Hacía tiempo que tenía una gran curiosidad por leer algo de este autor y en especial por esta novela. A muchos os sonará por novelas tan conocidas como la superventas Tokio Blues o Kafka en la orilla.
En el caso de La caza del carnero salvaje, reconozco ser el primer sorprendido. Es como hacer un viaje iniciativo hacía otro tipo de entender la narrativa. Otra mirada de cómo se pueden relacionar los personajes de una forma siempre muy unida al medio natural en donde transcurren las diferentes acciones y circunstancias.

La caza…es una novela con un comienzo contundente, rotundo, con unos tintes detectivescos y de novela negra que hacen que el lector sucumba desde las primeras páginas. Curiosamente estos tintes de los que hablo se van diluyendo poco a poco para pasar a mostrarnos una novela de búsqueda personal que en muchos momentos roza lo misterioso e incluso lo sobrenatural, así como lo surrealista y realmente disparatado de la estructura y de su planteamiento.
Digo esto de la estructura por lo facil que el autor maneja los cambios de escenario en la novela. La gran mayoría de las veces son escenarios que nada tienen que ver el uno con el otro y en donde se respira casi hasta el bloqueo la soledad, el hastío del hombre moderno, el hartazgo de la vida en la ciudad depredadora.
La caza nos presenta una situación que en gran medida no existe. Un joven publicista desengañado de su propia vida y su propia juventud recibe un día una extraña visita.
Su empresa ha publicado un artículo que se ilustra con una fotografía en donde aparecen un grupo de carneros en un valle pastando. Lo que en un principio parece ser una foto sin importancia, resulta ser una amenaza para su estabilidad, la de su empresa y le de su propia vida.
Debe encontrar el carnero que aparece en la fotografía con una estrella negra en el lomo. En esta búsqueda (en la que los personajes aceptan estas circunstancias sin plantearse en ningún momento lo real o lo lógico de la propuesta), acompañará al protagonista la que es su amante, una joven sin ninguna belleza aparente pero que ejerce un gran magnetismo sobre los demás por medio de sus orejas.
A su vez, ellos deberán buscar la pista de El ratón, amigo del protagonista y el que inicialmente le envía la foto de los carneros, este lleva años en paradero desconocido en lo que parece una huida no sabe muy bien hacia donde o hacia que.
Lo mejor de Murakami es que hace creíble además de ameno e interesante unos personajes y unas derivas vitales que en un principio carecen de orden y sentido en su propio recorrido vital en la novela.
Magníficos diálogos, maravillosos, directos, sin preámbulos, si el campo lleno de flores por primavera es bonito, es bonito y punto, sin florituras. Y después pasemos a otra cosa.
Muy interesante el sentido del tiempo y de cómo el autor se va deshaciendo de parte de los personajes para crear un final desconcertante, pero lleno de enigmas.
A mi esta novela me ha gustado mucho. Hay algo de abismal y de lugar maldito en donde el autor sitúa buena parte de la mitad final de la novela. Algo que no sabría muy bien explicar pero que hay que ser muy maestro en la literatura para recrear un lugar como ese que casi te hace palpar el olvido.
Una novela muy interesante, sobre todo para los que gusten de explorar nuevas y a veces sorprendentes estructuras narrativas. Reveladora, recreadora de atmósferas diferentes al resto de imágenes literarias que nos presentan normalmente, optimista, aunque le cueste. Una sorpresa.
Aunque en mi opinión la novela se desinfle un poco al final y deje muchas preguntas sin responder,(y aquí no hablo puramente de coherencia narrativa).
Abstenerse, ¿o no?, los que se hagan demasiadas preguntas ante una pintura de Picasso o Bacon.

Un saludo y perdón por la tardanza, he estado fuera unos días.

12 comments:

LA FORMA SENTADA said...

Hola

He leído con interés tu buena crítica a la novela. Yo no pude con este autor en su superventas KAFKA EN LA ORILLA. Aquí deje plasmada mi impresión:

http://ocultosenremedios.blogspot.com/2008/12/kafka-en-la-orilla-haruki-murakami.html


No me atrevo a darle otro intento

Saludos.

Sara Fedrika said...

Hola Luis.

Por fin coincidimos en una lectura.
Murakami me tiene siempre pendiente de lo nuevo que saca, lo último fué "after dark", la leí en una noche, de un tirón, con el portatil a mi lado listo para buscar canciones y melodías por él mencionadas. El libro del que haces la crítica no lo conocía, pero como veo que te ha gustado, a pesar de ese final, me haré con él.
Yo te recomiendo Kafka en la orilla, en esto no estoy de acuerdo con LA FORMA SENTADA, es el mejor de los que he leído de Murakami, entre los que se cuentan además Tokio Blues y sauce ciego-mujer dormida.
Murakami es un escritor especial, diferente a todos, un maestro en trazar una línea sutil entre realidad y fantasía, hay pasajes en los que no sabes si el protagonista lo está soñando, lo está pensando o simplemente pasa de veras. Murakami crea adicción, créeme. En Kafka en la orilla hay unos personjes que no se olvidan con facilidad, con continuas referencias de música, comida japonesa y buenas lecturas, creo que te encantará.
Una vez leí una crítica sobre este libro a Félix Romeo, si la memoria no me falla, siento no haberla conservado.

Un abrazo cálido.

Iván said...

Hola Luis,

Me encanta tu blog. Me gustaría proponerte un intercambio de enlaces. ¿Me puedes pasar una dirección de correo electrónico para que te escriba? Mi dirección es: ivan{arroba}librosyliteratura{punto}es

Un cordial saludo.
Iván

pepe montero said...

Tokio Blues, me hizo adicto a esa forma de escribir, con Kafka en la otra orilla, me transformaba en gato y After Dark, me hizo percatarme de la interminable duración de un instante. Iré, pues a la caza de La Caza.

Un abrazo.

Clara Ortiz Remacha said...

a mi tambien me gusta mucho este autor, lei tokio blues y kafka...y teneis razón, este autor sabe crear unas atmósferas diferentes al resto, además aporta cierto toque de absurda e increible normalidad a las cosas y a las situaciones.

Muy interesante

LUIS ROSER RODRIGUEZ said...

me siento muy alagado por todos vuestros comentarios.
Gracias por participar

OLAM said...

Muchas gracias por tu correo.
Espero que me los sigas mandando. Son conexiones con otro mundo muy distinto al que habitualmente me toca vivir.

Un abrazote

Javier

INES MONTREAL said...

no me cuentes nada que me lo estoy leyendo ahora!!!
besos

pepe montero said...

¿Alagado?, Ah, quieres decir lleno de lagos.

josemoya said...

De este autor he leído Kafka en la orilla y la recopilación de relatos Sauce ciego, mujer dormida. Los dos me han gustado bastante, aunque en la novela fallaba lo mismo que comentas para La caza... ( no había un final bien atado) y los relatos eran un poco desiguales. Sospecho que me volveré a leer pronto algo del mismo autor.

Elena said...

Soy una gran admiradora de Murakami, como bien sabes, pero no había oído hablar de este título. Suena igual de atrayente que sus otras novelas. Su estilo es tan original como adictivo. Tengo esperándome en la estantería "After dark" y estoy deseando hacerme con él.

Un saludo, querido amigo. Tu blog va viento en popa, por lo que veo. Enhorabuena.

Vir said...

Acabo de terminar La Caza del Carnero salvaje, me lo devoré en tres noches... Me encantó el ritmo, los personajes, como se van desenvolviendo los misterios... Acabo de leer una entrevista a los traductores en inglés, y uno de ellos dice que el estoicismo de la cultura japonesa hace que nosotros sintamos que el climax no tenga fuerza... Pero a mi me parecen geniales los finales de todos sus libros, que queden abiertos a la imaginación y queden en el recuerdo del lector durante mucho tiempo.