Sunday, February 08, 2009

PRESENTE Y PASADO





PRESENTE Y PASADO
Colección poemas viscerales.

Presente.

A veces.
La ceguera me acompaña
Yo que soy el más ilustre de los vivos.

Otras.
Me rindo a la evidencia
Y te lleno de ilusiones y presentes.

Intenta entenderme
Bien sabes cual es mi destino
Me he de reír mil veces
De verme cuando aún era niño.

La nuestra es una historia interminable
La del hombre…y sus desvaríos
Dulce condena la nuestra
Los abrazos que compartimos
Las señales indescifrables y los tejados sombríos.

Sabes la profundidad del pozo rojo
En el que tú y yo tantas veces caímos
Por eso quiero que no mengües
Y sigas con tu estatura de mármol blanco
Con tus labios siempre frente a los míos

Nos espera la misma casa
Y el mismo pueblo vacío
La noche oscura y las linternas
La eternidad
Amor mío.

Y la ceguera
La del comienzo de este escrito
Y no la de los otros,

La nuestra.
Pasado
La nuestra fue una historia medieval
De grandes fastos y luchas.
En la borrachera del amor
Celebramos los bueno y lo malo,
Oh! Saber mezclar los recuerdos y el olvido.

Pasaron algunos años
en un vagón de madera, en desuso.
Verdes praderas y las montañas más áridas
Amarillos atardeceres en el fin del mundo.

Ahora me trago la nostalgia
Y los posos del té que nos bebimos
El hombre es un ser solitario
Perdido, arriba, en la montaña mágica
Que siempre reclama lo acontecido.

Ayer nos miramos a los ojos
Y pensamos que ya nada es lo mismo
Estamos sudando, hace calor
Pero ni la sucia escarcha se ha ido.

4 comments:

La Solateras said...

Creo que los poemas tienen que ser viscerales para ser poemas. No concibo un poema racional. Además, la poesía exige despojarse del pudor, hacer un streptease emocional. Como tu has hecho, enhorabuena.

Flor Moreno said...

"Ahora me trago la nostalgia
y los posos del té que nos bebimos"
Me creo tu tristeza,¿será porque el poema esta bien hecho? No estes triste cariño. Gracias y felicidades por ser como eres. Un besico

Laura Pamplona said...

Todos nos hemos tragado la nostalgia alguna vez, yo creo que eso es un signo de valentia.

De que estamos vivos y queremos seguir hacia adelante.

Un bonito poema

LA FORMA SENTADA said...

Una bella poesía. Me ha hecho viajar cautivado. Felicidades por ella y por tu blog, que acabo de descubrir. Saludos desde OCULTOS EN REMEDIOS.