Sunday, February 01, 2009

LAS INTERMITENCiAS DE LA MUERTE






LAS INTERMITENCIAS DE LA MUERTE
José Saramago

Después de haber leído ya bastantes libros de la obra de este autor, no me es del todo fácil empezar a comentar este.
Las intermitencias no es una novela al uso, incluso su propia estructura literaria y gramatical es compleja, hay tres partes claramente definidas, pero claro, el lector se queda con la sensación de cierta inconexión entre ellas. Dicho así puede resultar un poco confuso pero ahora cuando pase a explicarlo intentaré razonarlo.

En un país hipotético al que nunca se cita por su nombre la muerte deja de actuar.
Así comienza la novela, la gente un día deja de morir, aunque no de sufrir ni de enfermar, solo que no mueren, ni los sanos, ni los moribundos, ni los accidentados de cualquier tipo, ni nadie.
En un principio la gente sale a las calles a celebrarlo, LA INMORTALIDAD, uno de los eslabones perdidos del hombre…..¿ pero a precio de qué?, ¿ y para qué?, pronto los hospitales se llenan de enfermos que tienen que volver a sus casas a vegetar, aunque no a morir, el sector funerario entrará en crisis, los cementerios dejarán de usarse… los seguros de vida pierden todo su sentido…
Pronto el propio sistema entrará en crisis, la gente ha dejado de morir y el tiempo pasa y los viejos cada vez son más viejos y la muerte sin llegar.
Pronto, aunque parezca una incongruencia se la echará de menos. Un día una familia decide cruzar la frontera con sus familiares moribundos, donde morirán y los enterrarán. Pronto cundirá el ejemplo, el propio estado intentará impedir este exódo silencioso hacia las tierras mortales…..y así se crearan guerrillas y sobornos, para pasar o no pasar al otro lado, se compraran favores…corrupción, mafias, delincuencia, podredumbre de la clase política.
Y YA NO CUENTO MÁS, lo que si quiero recalcar es la estructura complicada de la novela, hay una segunda y tercera parte totalmente diferenciada, si en la primera la muerte decide desaparecer y dejar de actuar, en el la segunda la muerte actúa de manera contraria, por decirlo de algún modo incluso de una forma vulgar y chantajista, aquí se plantea el gran dilema existencial de no saber que día dejaremos de existir.
En la tercera entra en juego un elemento que desbarata a la propia muerte e incluso la hace cambiar de actitud, EL AMOR, utilizando un tono mucho más poético y metafórico que en todo lo leído anteriormente.
Una de las peculiaridades de la novela es el protagonismo casi físico de la muerte como tal, se nos muestra como un intérprete que hace y deshace a su gusto. NO HAY VIDA SIN MUERTE, podría ser una de las conclusiones de esta novela, para muchos una novela MENOR en la obra de Saramago.
En mi opinión no creo que sea su obra más ambiciosa, pero desde luego no te deja indiferente, creo que la realidad no sería muy distinta si este caso se llegase a plantear.
La visión del sistema, del estado, los estaméntos políticos, la policía, las instituciones en general creo que es muy acertada, como siempre Saramago arañando el interior de las cosas, las cavernas humanas, nuestras miserias y nuestras alegrías, nuestras entrañas, la propia importancia de las cosas o la relatividad de las mismas.
Una buena novela que desmitifica muchos prejuicios que tenemos acerca del final de la vida y de la propia muerte, el estilo es muy parecido al que se espera del propio Saramago, sus hipotéticas situaciones, la importancia de lo mundano, EL DIÁLOGO DE LAS PROPIAS REFLEXIONES HUMANAS, aunque esta novela nos da un respiro de frescura y poesía al final en la tercera parte donde el autor parece rejuvenecer y su estilo se vuelve mucho más cálido y accesible.

No es la novela que más me haya gustado después de leer la inolvidable La Caverna, o El hombre duplicado, o el Ensayo sobre la Ceguera o Todos los nombres, pero desde luego vale la pena acercarse a ella, no como una obra menor, no creo yo ser quien para juzgar si es mayor o menor. Pero si que esta novela nos lleva a terrenos por lo que poco o nada hemos transitado….
USTEDES MISMOS.

11 comments:

Manolo said...

Si no existe la muerte, ¿qué sentido tiene la vida? Este escritor plantea unas situaciones inverosímiles y a la vez profundamente reflexivas. No he leído tanto de él como tú, tan sólo dos libros. Pero desde luego es un autor al que tengo que volver. Me pregunto, con lo complicado que resulta leerlo, quiero decir que requiere un esfuerzo por parte del lector y su complicidad, ¿por qué tiene tantos seguidores?

Respondo yo: Al final sólo se recuerda a los buenos, los que te dejan huella, por muchos escritores mediocres que haya en el panorama literario. (me incluyo)

Saludos.

Didac Valmon said...

Es el primer libro que intenté leer de Saramago, el tema me atraía enormemente...no pude terminarlo, debría intentarlo con otros pero de momento se me quitan las ganas...

TitoCarlos said...

Claro que no es la mejor novela de Saramago! Pero podemos decir que es la peor. No es que sea desagradable el tema, es que está muy manido. Antes de que esta novela saliera a la venta, vi un anuncio de cerveza en que nadie muere mientras la Muerte está en el bar.'Los evangelios según Jesucristo' derrocha ingenio, 'La caverna'te mantiene tenso. Cualquiera es mejor que esta.

DENTISTA DEL INFIERNO said...

Leer4 a Saramago es toda una aventura, es un autor visceral y racional o te gusta o lo detestas.

A mi personalmente este me pareció un poco Flojo haciendo una comparativa con los anteriores que he leido.

Un saludo.

Buen comentario

Stanley Kowalski said...

Gracias por tu solidaridad y tus palabras de apoyo.

Un gran abrazo.

La Solateras said...

Saramago me parece un escritor genial, pero a veces me resulta difícil. "Todos los nombres" me encantó pero "Ensayo sobre la ceguera" me agobió muchísimo. El tema de esta que nos propones me da mucho miedo. Pero la voy a leer.

RETRUÉCANO DE LA HIPÉRBOLE said...

Te sigo...que lo sepas.

No te digo nada más porque el nivel es demasiado alto para mi y encima nunca he leido a Saramago.

Pero te sigo...que lo sepas.

saludos, crack.

Felisa Moreno said...

Yo leí esta novela hace más de dos años y aún me acuerdo de ella. Eso es mucho decir, olvido con suma facilidad mis lecturas, porque son muchas o por mi mala memoria, no sé. Lo que es cierto, es que si un libro consigue mantenerse en tu recuerdo con cierta intensidad es que vale la pena. Al menos eso creo yo.
Saludos

CARLA BLANCO said...

A mi esta novlela me dejo muy intrigada aunque creo que me ayudó a encontrar respuestas acerca de la muerte.

BUEN BLOG

LUIS ROSER RODRIGUEZ said...

ASÍ DA GUSTO ESCRIBIR COMENTARIOS.
Un blog se crea para enriquecerse y para crear un foro de opinión y debate.

GRACIAS A TODOS POR PARTICIPAR.

Un saludo.

LA FORMA SENTADA said...

Yo solo he leído un libro de Saramago ENSAYO SOBRE LA CEGUERA y sin embargo he dejado a medias TODOS LOS NOMBRES (Al contrario que a LA SOLATERAS) el primero me fascino. Volveré a intentarlo con TODOS LOS NOMBRES. Sobre tu post he de decir que en la temática de este libro me parece fascinante que un tema tan desasosegante como la muerte pueda ser algo a lo que en un momento dado todos queramos llegar. Es un final o un principio..o tal vez no haya tal distinción. Saludos