Monday, November 03, 2008

SE CUELA UN ACTO FASCISTA EN LA BIBLIOTECA DE ARAGÓN




Hace unos días ley una noticia en la prensa de Zaragoza que me produjo asombro y repugnancia a partes iguales, la noticia no creo que haga falta repetirla ya que publico parte de la misma acontinuación lo que si quiero decir es que si con algo está reñido la intelectualidad y la literatura en este caso es con la falta de libertad y con las aberraciones intelectuales y de esto estos matones saben mucho.

http://www.heraldo.es/index.php/mod.noticias/mem.detalle/idnoticia.28614

Añado un enlace a la noticia para el que quiera contrastarlo.

No creo que haga falta decir mucho más, pero voy a plantear una pregunta ¿ CUANTOS escritores, poetas y demás autores habrían en las estanterías de aquella biblioteca que habrían tenido que esconderse, exiliarse o simplemente murieron a manos de quien defienden estas ideas?

El ultraderechista Ricardo Sáenz de Ynestrillas aprovechó la supuesta presentación de su libro 'Ynestrillas. Crónica de un hombre libre' en la Biblioteca de Aragón para plantear la necesidad de un alzamiento militar en España, insultar al juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón y lanzar mensajes de carácter racista y xenófobo. Así figura en su página de Internet, en la que también admite que el acto celebrado el pasado 17 de octubre en Zaragoza fue un mero "pretexto" para poder reunir a sus seguidores y hablar de cuestiones políticas.La dirección del centro explicó a este periódico que los organizadores "falsificaron la solicitud", que fallaron los filtros y que se les "coló" este mitin. Sin embargo, partidos políticos como Izquierda Unida y Chunta Aragonesista ya han denunciado la "falta de responsabilidad" de los gestores de la Biblioteca de Aragón, cuya titularidad corresponde al Gobierno aragonés. Por su parte, la Consejería de Cultura ha dado por buenas las explicaciones de la directora y no va a depurar responsabilidades."Nos alzamos hoy intelectualmente, y lo haremos mañana, enérgicamente, militarmente, si las circunstancias nos lo exigen y, os puedo asegurar, las circunstancias ya nos lo exigen", dijo Ynestrillas al público asistente, cuarenta personas que fueron convocadas "de forma directísima y personalísima". Así lo explica en su blog el ultraderechista, donde también admite las "artimañas" que los organizadores tuvieron que emplear para conseguir la sala de la Biblioteca de Aragón.A la hora de solicitar la cesión de este espacio, se dijo que el nombre del autor era Richard Sáez y se obvio el apellido Ynestrillas del título de la obra. A la hora de explicar el contenido, se dijo que hablaba "de las experiencias personales de un viajero" y que "potenciaba la multiculturalidad".Sin embargo, durante su intervención, el responsable de acción política de La Falange se refirió a la "la inmigración masiva y descontrolada" como una "invasión" que puede hacer que "toda nuestra civilización sea arrasada, nuestra religión perseguida (...)" "Hemos pasado a que lo políticamente corresto sea arrepentirse y avergonzarse de no ser moro, indio, sudamericano o maricón", dijo. Ynestrillas también aprovechó el acto para descalificar al juez Baltasar Garzón, a quien tachó de "canalla", "corrupto" y "anormal".

3 comments:

Didac Valmón said...

Hay países donde este tipo de menciones están prohibidas por ley...en fin, una lástima que sigamos como estamos y que la gente pueda decir estas burradas

sara said...

hola:
He leido tu blog y bueno veo que te interesa la poesía y la literatura en general, ilustración, es porque conozco una página web que se dedica a promocionar proyectos de este tipo. Para que puedas ver de lo que hablo te dejo un enlace a J.M. Hortelano un ilustrador y retratista que puede que te guste:
http://qualid.es/?ide_pre=32
un saludo

Manolo said...

La pregunta es: ¿Hay que dejar que este tipo de gente exprese libremente sus ideas o es mejor prohibirlo?

Creo sinceramente que hay que dejar que organicen sus actos y no prohibirlos, pese a que su discurso racista, homófobo y totalitario atente de forma clara contra esa misma libertad.

Otra cosa es se haga en una biblióteca. El lugar sagrado de las palabras. El sitio que ellos cerrarían o prohibirían la mayoría de libros si ellos, algún día, llegaran al poder. Y no olvidemos que lo han tenido hasta no hace mucho tiempo.

Tranquiliza saber que a este acto asistió muy poca gente.