Sunday, March 30, 2008

ME LLAMO ROJO. Omar Pamuck.


ME LLAMO ROJO

No quiero pecar en este comentario de ingenuo, ya que ME LLAMO ROJO es la primera novela que leo del autor turco Omar Pamuck. Por ello intentaré ser lo más objetivo y cauteloso posible, aunque debo decir que ME LLAMO ROJO me ha entusiasmado, tanto por su propuesta original, su estructura y su estilo.
Y digo esto por que claro, lo lógico sería el contrastar otras obras del autor con la que comentaré a continuación…espero que se me permita cierto grado de inocencia, aunque el AUTOR EN CUESTIÓN, hacía tiempo que me iba haciendo guiños sobre todo a raíz de sus declaraciones en prensa cuestionando el respeto de los derechos humanos en su Turquía natal.
Se podría decir que me llamo rojo es un cuento lleno de pequeñas fábulas interconectadas por un mismo hilo argumental, un cuento heredero de las historias de príncipes y princesas, esclavas, sultanes y harenes, es decir la tradición oriental y en especial la Otomana.
Algo que se refleja muy bien en la novela es el conflicto existente en la sociedad turca en el tiempo que transcurre la novela, a finales del siglo diecisiete en plena decadencia del imperio otomano y con una gran división entre tradición y religión y arte y progreso, como digo estos aspectos están muy bien reflejados por lo que después contaré y pienso que estos mismos conflictos que refleja Pamuck subsisten hoy en Día en muchos de los países islámicos.
En esta novela todos sus protagonistas son los protagonistas, ES DECIR,
Cada personaje domina y lleva el peso de cada capítulo, Negro, un ilustrador, que regresa a Estambul después de muchos años, Sekure, la hija de Tio, la amada, la bella entre las bellas, la mujer que no se quiere someter, que quiere decidir, seducir y amar, Tio, padre de Shekure e ilustrador jefe de la corte del sultan, Hassan, cuñado de Shekure y hermano del marido de esta que falta desde hace tres años cuando marchó a la guerra,
La Judía celestina y casamentera que quiere arreglar los amores de negro y Shekure.
Este es uno de los grandes atractivos del libro la original propuesta de hacer cargo a cada uno de los protagonistas de uno o varios capítulos del libro, en los que en primera persona cada uno de ellos va narrando los diferentes hechos de una trama de los que todos participan.
El arte de la ilustración tal y como mandan los cánones y los preceptos del Islam siempre tuvo la cautela de no pintar personajes humanos, si no que decoraban sus libros y manuscritos con figuras geométricas, arabescos y ajedrezados, motivos vegetales…..hasta que un sultán asombrado por las noticias que le llegaban de las cortes italianas y francesas, decide que le hagan un gran libro al modo de los ilustradores francos, con ilustraciones en las que se representan figuras humanas decorando los diferentes pasajes y con caras perfectamente reconocibles, así como con perspectiva, aspecto éste y el anterior severamente prohibido por el Islam durante siglos ya que dichos aspectos suponían una ofensa a la propia religión y a la figura del profeta, ya que la iconografía estaba totalmente prohibida.
Este punto y el asesinato de uno de los ilustradores es principalmente el hilo argumental de la novela en un Estambul derruido, atacado por las hambrunas y un feroz invierno con grandes nevadas que asola la ciudad.
Quiero destacar el PRIMER CAPÍTULO que a mi personalmente me asombró mucho por su realismo y su estilo narrado en primera persona por el ilustrador asesinado y que yace en el fondo de un pozo donde ha sido arrojado. Pamuck hace con esto un sentido homenaje al mundo espiritual islámico en el que el alma del difunto permanece en el cuerpo hasta que el muerto no es enterrado.
Pamuk es un escritor oriental aunque él personalmente este a caballo entre oriente y Occidente y esto se refleja en cada uno de los capítulos, el fanatismo y sus contradicciones, los conflictos y miserias de la población, el papel de la mujer.
No quiero contar más y eso que prácticamente no he contado nada, solo la esencia, lo que queda, lo que subyace.
Espero que los que me seguís no me tengáis por tacaño, pero creo que es lo mejor, además como he dicho al comienzo, prefiero ser comedido.
En definitiva una novela, preciosista, hecha de continuas filigranas y equilibrios que seguro que no os va a dejar indiferentes.
Muy recomendable, yo ya he comprado NIEVE, otra novela del mismo autor.

4 comments:

estela alcay said...

Primero nos presentas al autor. Creas un ambiente de misterio y belleza oriental, donde el escritor esgrime la espada de las palabras para reivindicar el progreso y la igualdad en los paises de su religión.
Despues nos describres la estrategia de sus personajes protagonistas y nos sumerges en el mundo otomano, para que sin plantearnoslo buceemos entre sus páginas.
Eres un excelente estratega y me encanta como nos incitas a leer obras que de otro modo, seguro no nos habrían pasado por la cabeza.
Gracias, sigue así.
Besicos

Manolo said...

Lo cierto es que ante un planteamiento así, se hace necesario leer esta novela.

La apunto en mi lista de libros pendientes. (Cada vez es más larga)

Elena said...

Con este libro me ocurrió algo extraño, porque lo empecé hace tiempo y no lo pude terminar, no recuerdo muy bien porqué. Tengo que volver a leerlo porque creo que es un gran ejemplo de buena literatura.

Un saludo

Jeanne said...

Hay otro libro de este autor que si he leído....pero no es ficción....

Se titula "La maleta de mi padre"....es Orhan Pamuk contando porque escribe y como empezó a hacerlo....es un libro fundamental para los amantes de la escritura creativa (no para lectores)...

Te lo recomiendo 100%