Monday, October 15, 2007

POEMARIO IMAGINARIO VII



Tengo las manos mojadas
De descifrar tus jeroglíficos
Estoy varado en la arena
Intuyendo la salida del laberinto.

Aquí la razón ya no manda
Solo el lejano eco del desvarío
El mío es transitorio
La elipsis es mi destino.

Me he de mudar a otra galaxia
Dejando la línea abierta
Para que la corriente nos penetre
Y que sigamos siendo lo mismo.

Ahora tengo las manos secas,
Agrietadas, como la tierra de la vereda.
Llévame a la fuente clara
Hasta que nos harte el hastío.

Hasta que nos duelan las manos,
De tanto verte, amor mío.

3 comments:

Manuel said...

Creo que hay dos partes diferenciadas en este poema.
La primera es poesía más libre, intangible, con imágenes más metafóricas. Y la segunda parte (el final más bien) me recuerda a Lorca. El romancero.
Es como una mezcla, una fusión de dos estilos.
Solo es una opinión.

luis said...

gracias Manolo, no he leido mucho a Lorca, la verdad y ya sé que es un delito, pero todo llegará.

Gracias por tu obserbación.
Nos vemos el martes

Elena said...

Me gusta, sobre todo la primera estrofa. La imagen de los jeroglíficos es muy bella. Y el broche final es precioso. Muy romántico.

Un abrazo, guapetón.