Wednesday, May 02, 2007

RASKOLNIKOV, PERSONAJE UNIVERSAL.











Pequeña introducción acerca de el personaje y el caracter de la obra.



En una calurosa tarde de principios de junio, salió un joven de su habitación y con paso lento e indeciso se dirigió hasta la calle.
La pobreza lo abrumaba y por eso no deseaba encontrarse con nadie, mucho menos con su arrendadora a quien le debía bastante dinero.
En la calle hacía un calor sofocante lo que contribuía a irritar aún más los ya alterados nervios del joven.

Este es el cuanto menos interesante comienzo de una de las obras cumbres de la literatura contemporánea, CRIMEN Y CASTIGO, amada, venerada y odiada a partes iguales, esta obra imprescindible para cualquier lector inquieto que apueste por la calidad y por la reflexión, no es en sí misma una pieza fácil de digerir, dura, con muchas aristas, punzante, tremendamente introspectiva…si algo desmenuza esta novela es el lado más oscuro de la existencia humana.
El personaje en cuestión de la novela Raskolnikov nos enfrenta muchas veces ante un debate moral acerca de sus propias acciones, el autor lo sitúa como un SUPERHOMBRE, muy en relación con el prototipo de Nietzsche, un hombre sin moral, por encima del bien y del mal, un hombre que puede decidir sobre la suerte de cualquiera de nosotros, un hombre que llega a reconocerse como un Dios al que no afecta ninguna ley ni norma que esté ni por encima ni por debajo de el mismo.

Para probar todo esto decide cometer un crimen, un crimen que lleva ya tiempo pensando, meditando y preparando. Y lo comete y llega a disfrutar de el, de su nueva condición, de su nuevo status de salvador, de el mismo y de los demás en una lucha constante por conquistar una quietud y una impasividad que lo exima de todo pecado, pero queda algo con lo que no cuenta nuestro protagonista, SU PROPIA CONCIENCIA, elemento curiosamente olvidado por él y que será el único que realmente lo haga ver al el mismo como lo que es, UN CRIMIMAL.

Si algo refleja a a la perfección CRIMEN Y CASTIGO es la lucha entre el bien y el mal, lo consciente y lo subconsciente, nuestros fantasmas y sus traiciones y nuestros deberes y obediencias ante la ley moral.

En breve publicaré el comentario sobre la novela dividido en dos entradas, espero haberles puesto los dientes largos, NUNCA es tarde para acercarse a esta gran obra.Raskolnikov, el héroe de la obra, se yergue como un superhombre


3 comments:

Elena said...

Otro gran clásico que no he leído aún. Mi conocimiento de la literatura rusa es muy limitado (me temo que se reduce a Tolstoi y "Ana Karenina", una obra maestra que me fascinó). De Dostoievski sólo he leído "El jugador", mucho más breve aunque ciertamente interesante. Espero tu reseña.
Un saludo

IGNACIO said...

De prosa ágil, amena e instructiva, te agradezco el paso por mi casa, de tanto en tanto pasaré por la tuya.

Un abrazo.

Anonymous said...

gran clásico CRIMEN Y CASTIGO, pocas veces nadie ha entrado tan profundamente en los cavernosos vericuetos del alma